jueves, 13 de agosto de 2009

Mi panza y yo

No sé decir desde cuando vengo peleándome con mi panza, esa maravilla elástica y pertinaz que responde con tanta sutileza en mostrar al mundo que me rodea el más nimio de mis excesos en cuanto a mi alimentación se refiere.
Cualquiera diría que soy un tragón, yo francamente siempre he pensado que no es así, pero claro esas son mis razones y es justo ahí donde comienza el conflicto, ¿quien gobierna a quien? mi panza o yo.
En que curiosa parte de mi cerebro esta la respuesta no lo sé; si me lleno de voluntad el animo, si me convenzo de que tengo que ser más ordenado en mis comidas, si tras esta sensata razón me paso unos días siendo comedido y ordenado en todo lo que como, en todo lo que bebo, comienza sin duda una ligera merma de su exagerado volumen, poco a poco y tras denodados esfuerzos te levantas un día y parece que sí, que has perdido un poco de panza, cuanto a penas, sólo un poco, pero ya se significa, es manifiesto y veo aparecer en mi cara una ligera sonrisa, je, me digo, ¡que no tengo yo voluntad!, hasta ahí podíamos llegar hombre, que mi panza me pudiese a mí... sí, sí, pues no soy yo nadie.
Bueno pues es justo en ese momento cuando algo comienza a cambiar. De repente, y, casi siempre de forma sibilina, a traición, me encuentro pensando que no sé para que tanto esfuerzo, tanto privarme de esto, privarme de aquello, si total voy a seguir siendo el mismo de siempre y, otra cosa también me sucede cuando comienzan esos mismos cantos de sirena, me pregunto si no estaré comiendo poco, si no estaré haciendo demasiado deporte, quizás, me digo, me vayan a faltar algunos nutrientes, quizás mi corazón acostumbrado como lo tengo a una sangre fluida, licuadita oportunamente con algún que otro güisqui se me vaya a quedar atascado, quizás a mi cerebro le vaya a faltar algún nutriente de esos que estoy seguro que el buen vino lleva aparejado en su receta, quizás también, mi aparato digestivo deje de hacer buenas digestiones por falta de alguna cerveza que ayude a diluir bien los alimentos, ya que tan buena es para todo y vaya a ser peor no seguir tomando.
Que más da tener un poco más de panza o un poco menos de panza me digo, si total el resultado va a ser el mismo nada de nada va a cambiar, nadie me va a decir que bien estas ahora, que bien te sienta no tener esa panza que tanto te afea. No es que esto tenga mucha importancia pues nunca he respetado la opinión ajena en cuanto al físico se refiere, pero allá en algún lejano reducto de mí mismo siempre he querido no ser un panzón, mas, a pesar de todo me dejo convencer y de nuevo comienza la lucha.
No sé si a alguien más le pasara lo mismo, no creo yo es que soy tan singular, je.

9 comentarios:

josevimo dijo...

Para "CHANCLAS" por si acaso leyeses esta entrada aprovecho para decirte que he intentado incluir tu magnifico blog en mis recomendados pero no me deja, algo de la dirección no va bien, si te parece corecta mi decisión de in cluirte en mi blog mira a ver de facilitarme el como.
Un saludo

Nano dijo...

Te entiendo perfectamente, Yo también tengo esos problemas con mi... panza, al final solo te queda una solución, dieta, cerveza 0,0 (menos mal que cada día es mejor) y deporte, vamos que es un rollo, pero la sociedad nos lleva a eso...
Pero te aseguro que a medida que pierdes “panza”, te encuentras mejor... físicamente, por que síquicamente... no te creas, a los que nos gusta el buen comer nos cuesta un triunfo estar a dieta, pero tiene que ser así, la sociedad...

Mestalleta dijo...

Lo peor no es la Panza; lo peor es el Sancho que algunos llevamos dentro.

Euterpe dijo...

Hola mi querido amigo que tal?
Acabo de regresar de Praga despues de cinco dias de vacaciones.Como eres cervecero sabras muy bien que en la Republica Checa la cerveza es algo para enloquecer.Tuve la suerte de tomar unas jarras de Staropramen una cerveza producida en Praga e me preguntaba si por si acaso tu la conocieras ya.
de todas formas para flipar.....

josevimo dijo...

Estimado Euterpe, yo también he estado allí y comparto tu opinión. Magnifica cerveza, aunqué es otro estilo y no se puede comparar yo pienso que Abadía Española me gusta mucho más y no es que esta última la fabrique yo, je,je.
Hemos de buscar un camino para que la puedas probar y me des tu parecer.

chanclas dijo...

Josevimo, me veo retratado en cada una de las palabras de tu acertada a la vez que verdaderamente simpatica entrada (hay que tomarselo un poco a broma porque así es la vida). En este tira y afloja entre la voluntad y la naturaleza, me temo que siempre gana la naturaleza.
En cuanto a lo del blog, por supuesto que estoy encantado. No sé quépuede pasar porque nunca me lo han comentado. Hago unas pruebas y te digo.
Un abrazo.

chanclas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chanclas dijo...

Hola otra vez. Mientras hacía alguna prueba con esto del enlace del blog me he dado cuenta de que ya lo tenías resuelto. Gracias por tu amabilidad. Un abrazo

Jose Ramon dijo...

He entrado en esta pagina buscando una cerveza llamada "Abadia Española". No se si josevimo se refiere a esta marca o utiliza una expresión genérica.

Si es la marca ¿podriais decir donde encontrarla? (he entrado en la web y no da ningún dato.