lunes, 28 de septiembre de 2009

LA INOCENCIA

Dice la estrofa de una zarzuela: Yo tocaba la flauta y el caramillo – y a mi lado triscaban los cabritillos. - No pensaba en amores por ser pecado, y además porque estaba – muy ocupado, en que no se me fuera – ni un corderito y no se me perdiera el pobrecito.
(De LA CORTE DE FARAON)

Es admirable que el ser inocente, no el inocente de un acto, no, ese no, me refiero al inocente un poco ignorante un poco bobalicón que va por la vida tan sólo tocando la flauta y el caramillo y lo demás todo lo demás no le importa un pito. Se ve que él es feliz así, no necesita nada más. todo lo que tiene, que es poco (algunos cabritillos y algún corderito) y que probablemente no sean ni de su propiedad le parece suficiente y encima no quiere que se le pierdan pues quiere que todo siga siendo así, es lo que él conoce y le complace, o sea, se siente feliz.
Yo me pregunto ¿sera esa la felicidad? Sera necesario ser inocente para serlo. Si tan sólo el ser transigente y conformado, un poco ignorante y un poco bobalicón, nos da la autentica felicidad (cómo he podido vivir tantos años equivocado? con lo fácil que es. Pues bueno si de verdad es así, si es esta la receta mágica que crea la felicidad en nuestro entorno de hoy en adelante ya no pienso preocuparme por nada, ni tan siquiera por lo que diga el Faraón.

8 comentarios:

Anne Bonny dijo...

Amigo Josevimo, hasta para ser bobalicón hay que aprender y me temo que te va a ser imposible aprobar esa asignatura. Cuántas veces lo he pensado, el más feliz es que espera menos de la vida, el que no exige, el que no se preocupa; por eso soy tan infeliz. Un hurra por los infelices!

Nano dijo...

Buena deducción amigo Josevimo, pero no es tan fácil, influye mucho la sociedad, y a nosotros por desgracia no nos vale con la flauta y los cabritillos, la sociedad nos pide más.
Anne el más feliz es el que no espera mucho de la vida, el que disfruta de lo poco que tiene y de lo poco que la da la vida.

chanclas dijo...

Lo dice Anne muy acertadamente: para todo hay que valer. Hasta para ser bobalicón. Creo que si fueras, de verdad de la buena, de los que tocan la flauta y el caramillo, no se te habría ocurrido reflexionar sobre ello. Simplemente "tocarías la flauta y el caramillo", mientras que a tu lado triscarían los cabritillos.

Albino dijo...

Si se busca en las letras de novelas, zarzuelas o simples canciones, siempre se encuentra algo que tiene vida propia. Yo acabo de leer en un libro esta:
"Todo pueblo que no mantiene su cultura, está abocado a la barbarie".
Un abrazo

Euterpe dijo...

Hola Josevimo! Como estas?Espero bien.Queria pedirte un favor.Cuando puedas y tengas ganas de hacerlo puedes comprobar si el traductor que he puesto en mi blog funciona?Porque claramente ya he tratado de utilizarlo pero he tenido la impresiòn que la traducciòn del texto en cstellano no fuera muy buena,de todos modos prefiero esperar la opiniòn de alguien que tenga màs autoridad que yo para un juicio final.

SILVIA dijo...

Amigo Josevimo, ante todo, gracias mil por tu visita y por seguirme; un placer.
Ahora te diré: si ser bobalicón implica felicidad...yo quiero ser la mujer más bobalicona del mundo. Como alguien dijo en alguna ocasión: " no es más feliz quien más tiene, sino aquel que menos espera".
Me encantó tu blog, así que con tu permiso, te sigo.
Mil besitos!!!

MAJECARMU dijo...

Josevimo,te agradezco tu comentario y me alegro de conocerte.. Seguramente eres muy joven,ya que la edad está en el corazón.. y el tuyo tiene curiosidad e interés por aprender..

Es cierto que siempre hemos visto felices a las personas más inocentes y "bobaliconas"en el buen sentido.. Pero,quizá ellas no son conscientes de esa felicidad de "niños"..

También yo he reflexionado muchas veces sobre la felicidad.. Y he llegado a la conclusión de que no somos felices.. porque tenemos muy en cuenta el pasado y el futuro,a través del recuerdo y las expectativas que nos creamos.. Por tanto,la clave está en vivir el presente con intensidad,y sobre todo descubrir instantes y momentos,que son presagios o lecciones de vida,que nos llegan a través de un libro,una palabra,un paisaje y más cosas..

Me alegro que te guste la poesía.. ella me ayuda a encontrar la belleza en la forma y el fondo de las cosas.. digamos que también son instantes de felicidad..

Mi abrazo y agradecimiento.
M.Jesús

chanclas dijo...

¿Qué es de tu vida José?
Se te echa de menos.
Un saludo